News

Peasypay: La Solución Europea Para Pagos Biométricos Por EIT Digital

PeasyPay en acción en una cafetería en Budapest, Hungría

PeasyPay en acción en una cafetería en Budapest, Hungría

PeasyPay en acción en una librería en Guadalajara, España

PeasyPay en acción en una librería en Guadalajara, España

Read this article in English.

PeasyPay, una startup lanzada por EIT Digital, permite que las personas paguen simplemente mostrando sus caras y presentando la palma de una de sus manos en la caja, sin tener ningún contacto físico. El sistema se implementó por primera vez en Budapest y actualmente se está probando en Guadalajara, España. Le seguirán Eslovenia y el Reino Unido.

No se necesita billetera, teléfono móvil o tarjeta de crédito. Los clientes europeos podrán entrar en una tienda, elegir lo que quieran y pagar sin tener nada de lo anterior con ellos.

PeasyPay, es una startup registrada en Hungría que permite que las personas paguen simplemente mostrando la cara y tomando una foto de la palma de su mano, haciendo que todo el proceso sea más rápido y más ágil.

PeasyPay fue lanzado por EIT Digital dentro de su Innovation Factory y en este Proyecto se han unido varios Socios de EIT Digital para lanzar una deep tech venture en el mercado.

El nombre en clave del proyecto es "Pay with a Smile" y está dentro de la la línea de Digital Finance de la Innovation Factory de EIT Digital. Las compañías que participan en la iniciativa incluyen dos socios españoles, Ci3 y Liberbank, dos socios húngaros, E-Group y OTP Bank, y AV Living Lab de Eslovenia.

 "El sistema se compone de tres elementos", explica el líder de productos de PeasyPay, Csaba Körmöczi, "una app de teléfono móvil para el cliente (utilizada solo durante el registro), una apa en el móvil para los comerciantes y el terminal de pago".

Los perfiles digitales de las palmas de la mano y de las caras de los clientes se crean a través de la aplicación (disponible tanto en Android como en iOS) tomando una selfie y una foto de la palma de la mano con la cámara del móvil. Posteriormente, se deben registrar los datos de una tarjeta bancaria en una pasarela de pago segura e integrada.

El proceso de pago real en la tienda se implementa mediante el uso de un dispositivo especial en el punto de venta (POS), equipado con cámaras y software de reconocimiento facial que escanea la cara y la palma de la mano del cliente y las compara con la plantilla biométrica creada en el registro.

En caso confirmarse la identidad, se autoriza el pago, y se carga el importe a la tarjeta de crédito registrada en la pasarela de pago de la cuenta PeasyPay correspondiente.

La combinación de escaneo facial y de la palma de la mano resuelve el problema de no coincidencia exacta con una persona, ya que el grado de precisión de los sistemas de reconocimiento facial puede variar significativamente según la persona, el software y la situación.

La solución PeasyPay también ha sido diseñada para ser totalmente compatible con todas las regulaciones europeas, especialmente la RGPD y las leyes nacionales de protección de datos. Según las disposiciones de la RGPD, el procesamiento de datos biométricos para fines de identificación única no está autorizado, a menos que el interesado haya dado su consentimiento explícito para un propósito específico.

Otro factor que hace que la tecnología de la startup PeasyPay se destaque de la competencia es que otras soluciones de pago dependen totalmente de una infraestructura y un ecosistema patentados, mientras que PeasyPay se basa en un sistema abierto; cualquier banco y cualquier comerciante pueden unirse.

La solución PeasyPay ha estado operativa en Budapest desde diciembre de 2019, con un pausa en la primavera debido a la pandemia, en una cafetería frecuentada por empleados expertos en tecnología del segundo distrito de la ciudad.

OTP Bank y e-Group están uniendo fuerzas para difundir PeasyPay aún más en la capital húngara: una campaña de marketing involucrará a miembros de la industria hotelera local y el sector minorista.

Un caso de uso piloto de PeasyPay, dirigido al comercio minorista de la ciudad, está actualmente en curso en Guadalajara, España. La prueba comenzó en Julio, en cuatro pequeños comercios ubicados en el centro de la ciudad, y se está extendiendo a otros negocios. En total, 25 tiendas de proximidad (panaderías, carnicerías, supermercados, cafeterías, librerías, imprentas, herboristerías,…) participarán en el piloto español. El plan es que la solución PeasyPay también esté disponible en los grandes almacenes.

Se planean más proyectos piloto en otros lugares. En el Reino Unido, el sistema se está configurando para permitir que los taxistas paguen sin problemas la tarifa para ingresar en el área de estacionamiento del aeropuerto de Glasgow. En Eslovenia, la prueba piloto se llevará a cabo en un centro comercial.

Durante la fase piloto, sólo los clientes de Hungría, España, Eslovenia y el Reino Unido podrán descargar PeasyPay desde su tienda de aplicaciones local. A finales de año, la aplicación se lanzará a nivel mundial.

© 2010-2020 EIT Digital IVZW. All rights reserved. Legal notice. Privacy Policy.